Posts made in marzo, 2018


¿Qué hace con el dedo dentro de la boca de mi bebe? Esta pregunta, igual formulada de otra manera, la han hecho muchas veces en consulta. Últimamente encuentro a muchas familias que vienen a la sesión después de haber pasado por la página web. Así que tal vez sea interesante explicar algo más en profundidad esta pregunta para que las familias puedan venir mejor informadas y no se lleven demasiadas sorpresas. Así que vamos allá: La boca es un gran cruce de caminos dentro de la anatomía del bebe y del ser humano, por donde pasan el sistema digestivo, el sistema respiratorio, y el otorrinolaringológico; forma parte del sistema primitivo de ataque y defensa, centro de comunicación para muchos, hogar del gusto, ventana o puerta de la personalidad, entrada sensorial con conexión directa al Sistema Nervioso Central, vínculo del placer, albergue de nuestra intimidad, y sostén cervical entre otros. Cuando el terapeuta invita al bebe a que succione el dedo meñique, primeramente está evaluando el reflejo de succión y el del vómito, la peristalsis (movimiento) de la lengua, la abertura de la articulación temporo-mandibular o ATM, la musculatura alrededor de la boca y la suprahioidea, así cómo verificando la existencia de frenillos tanto sublabial, sublingual y los llamados frenillos sub-bocales. En efecto, esto es lo primero que realiza el terapeuta con ese “masaje en el paladar” y aún hay más.   Normalmente el dedo se emplaza en la mitad del paladar duro, a no ser que el bebe tenga muy activado el reflejo del vómito y no permitirá que el dedo pase de la región pre-maxilar. De esta manera se entra en contacto con el maxilar superior, hueso llave junto con los huesos malares o zigomáticos del viscerocráneo y que conecta con la otra división craneal, el neurocráneo, a través del esfenoides y los temporales. El maxilar superior hasta el primer año de vida está dividido en tres partes: la pre-maxila donde se situarán los incisivos, y los caninos, y las dos parte derecha e izquierda se unirán mediante la sutura intermaxilar. Muchos problemas de succión tienen origen en la disposición de estas tres partes, pues un paladar ojival (alto y estrecho) puede dificultar que la lengua llegue a tocarle, dificultando la succión, a veces fomentando una respiración deficiente, una tendencia al apiñamiento dental, dificultades para pronunciar ciertas consonantes, y, más adelante, la necesidad de ortodoncia. Uno de los posibles motivos para acudir a la consulta de Terapia Cráneo Sacral es cuando a los niños les recomiendan el uso de aparatos de ortodoncia, de lo cual hablaremos en otro artículo.   Volviendo de nuevo al centro del paladar duro,...

Leer más