El mundo de las Fascias


 

fascias_04La vida y el movimiento están íntimamente conectados. Todo ser vivo está en movimiento. La armonía y la salud existen cuando el movimiento está libre y los fluidos circulan libremente por el cuerpo, no cuesta un sobreesfuerzo, ni están sobreexcitados, deprimidos o en conflicto con las estructuras vecinas.

Son de especial importancia los movimientos –generalmente no visibles– que tienen lugar dentro del cuerpo humano, pues con el tiempo pueden generar patologías. Están relacionados con muchos niveles de actividad, desde pulsaciones celulares, micro movimientos articulares, hasta contracciones rítmicas del corazón, del diafragma, el ritmo cráneo-sacral, etc.

En cada sesión, el terapeuta realiza un diagnóstico que consiste en establecer qué estructuras están bloqueadas o en disfunción. Siempre desde el punto de vista del movimiento se evalúan cómo interactúan las fuerzas anormales, cómo se solapan, y cómo afectan a las fuerzas vitales de nuestro cuerpo, puesto que el objetivo consiste en eliminar los efectos indeseables y equilibrar y armonizar el movimiento en el organismo.

Abordamos la osteopatía desde tres campos:

Terapia Cráneo-Sacral, Manipulación Visceral y Fasciaterapia son prácticas manuales suaves y sutiles, conocidas como «osteopatía blanda» pues se fundamentan a partir del tejido conectivo o blando del cuerpo. Este tejido envuelve, sostiene, apoya, conecta y protege todas las estructuras del cuerpo humano, ya sea hueso, músculo, tendón, ligamento así como órganos, arterias, venas y nervios.

Trabajamos combinando estas tres técnicas para crear un tratamiento específico e individualizado para cada persona. El énfasis del tratamiento radica en asistir y acompañar las fuerzas vitales que ya están ahí presentes. Se trata de un método centrado en la persona, a través del cuerpo, que estimula las fuerzas de autorregulación del organismo y al mismo tiempo se dirige a la persona en su totalidad física y psíquica.

¿A quién puede beneficiar?

La Terapia Cráneo-Sacral, Manipulación Visceral y Fasciaterapia son técnicas manuales muy suaves y raramente tienen contraindicaciones. Lo cual las hace apropiadas para personas de todas las edades, desde ancianos hasta niños y bebés, así como durante el embarazo y posparto, después de una operación, un accidente o en condiciones de fragilidad.


Método Danis Bois Terapia Cráneo Sacral Manipulación Visceral