¿Tu hijo necesita Terapia Cráneo-Sacral?


bebe_bregma¿Cómo saber si tu hijo necesita Terapia Cráneo-Sacral?

  • En tus brazos, acostado o sentado ¿echa la cabeza hacia atrás sin causa concreta?
  • ¿Apoya la cabecita contra la cabecera de la cama mientras duerme?
  • ¿Duerme siempre del mismo lado?
  • Cuando está acostado, ¿tiene una postura en forma de coma?
  • ¿Saca mucha saliva?
  • ¿Regurgita mucho después del biberón?
  • ¿Tiene dificultades para respirar?
  • ¿Encuentras que está demasiado excitado o quieto?
  • ¿Se despierta por la noche?
  • ¿Tiene un ojo más abierto que el otro?
  • ¿Tiene una oreja más despegada que la otra?
  • ¿Piensas que su cara es asimétrica?

Si respondes SÍ a una sola de estas preguntas, a tu hijo le puede ayudar la Terapia Cráneo-Sacral

 

Si tu hijo ha nacido con…

  • Parto prematuro
  • Vuelta de cordón alrededor del cuello
  • Parto de duración prolongada o muy corta.
  • Sufrimiento fetal
  • Rotura de la bolsa prematura
  • Uso de fórceps o ventosa para la extracción
  • Cesárea
  • Encaje prolongado del cráneo en el canal del parto
  • Presentaciones difíciles del bebé (de nalgas, de cara, con un brazo…)
  • Anestesia epidural (ausencia de sensación de contracciones)
  • Sensación de intenso pánico por parte de la madre que puede percibir el bebé

Los niños nacidos de partos con alguna de estas dificultades a veces:

  • Tardan en succionar
  • Lloran inconsolablemente
  • Son excesivamente sensibles a cualquier estímulo
  • Vomitan o regurgitan con facilidad la leche
  • Presentan estreñimiento
  • Tienen cólicos del lactante
  • Tienen dificultades respiratorias
  • Se arquean con fuerza hacia atrás al cogerlos o tumbarlos
  • Presentan asimetrías (en la forma de la cabeza, en la pelvis, las piernas o los brazos)
  • Tienen tortícolis congénita

Otras veces pueden aparecer síntomas cuando el niño empieza la escolarización

  • Hiperactividad
  • Déficit de atención.
  • Alteraciones visuales o auditivas
  • Problemas con la lectura/escritura
  • Escoliosis / Cifosis
  • Asimetrías pélvicas
  • Pies equino/baro
  • Alergias, sinusitis

Si respondes SÍ a una sola de estas preguntas, a tu hijo le puede ayudar la Terapia Cráneo-Sacral